sube el texto
baja el texto
Valleoscuru se encuentra a tan sólo 20 km. de Llanes, capital del concejo, pequeña villa costera, que presenta numerosos vestigios histórico-artísticos como las murallas que rodean el casco antiguo o el Torreón medieval, que es monumento nacional. También podemos encontrar iglesias de estilo gótico, románico y edificios de estilo renacentista. Cabe destacar por su originalidad el "Ídolo de Peña Tú", en la Sierra Plana de Vidiago, monolito al aire libre que en su base tiene unas pinturas prehistóricas, al parecer representan a un personaje notable con un puñal o espada, fechado hacia el Bronce antiguo. Otra visita obligada, “Los Cubos de la Memoria”, composición pictórica de dimensiones colosales realizada por Agustín Ibarrola, cuyos motivos principales son la vegetación, los seres vivos, el mundo paleolítico y la Edad Media, plasmados en 120 bloques de hormigón que conforman la escollera de defensa del puerto pesquero de Llanes.
En el concejo de Llanes podemos encontrar casi 40 playas: Guadamía, Cuevas del Mar, San Antolín, Torimbia (la más bella del litoral llanisco y ahora nudista), Barro, Borizu, Las Cámaras, Póo, El Sablón (en forma de concha), Toró (plagada de rocas), Cué, La Ballota, Andrín y La Franca, que se encuentra a tan sólo 4 km del Hotel, es un arenal muy concurrido con todo tipo de servicios: salvamento, duchas, aparcamiento y restaurantes; en las bajamares se puede acceder a una pequeña cala, que lleva el nombre de playa de El Oso.
Pero el principal atractivo natural de esta zona de Asturias son los Picos de Europa, con alturas en torno a los 2.500 metros, son esencialmente rocosos, con profundas depresiones, canales y cráteres. Las cumbres suelen tener nieves perpetuas, la vegetación es muy exuberante, con grandes bosques de hayedos, castaños, fresnos, robles y avellanos, la fauna más representativa la componen los rebecos, los corzos, los tejones, jinetas, gatos monteses, aves como el urogallo y por supuesto el oso y el lobo. En ellos encontraremos los Lagos Enol y Ercina y la Basílica de Covadonga como puntos de mayor atracción turística.
Las Sierra del Cuera y del Sueve destacan también por su belleza y por conservar una referencia mítica, la de los caballos astures (asturcones), que pastan aún por sus prados y que constituyen una raza muy peculiar.