Características de la casa rural

Situado en el pueblo de Tresgrandas, el Hotel Rural Valleoscuru se encuentra en un valle de extraordinaria belleza, del cual toma su nombre. Pertenece al Concejo de Llanes, ofreciendo un curioso contraste entre una preciosa costa y una encantadora sierra.

La Casa

Amplias y acogedoras zonas comunes, con lugar de lectura, televisión y chimenea.

Habitaciones

Once habitaciones confortables totalmente equipadas y con vistas al valle.

Jardín

Jardín, flores, huerto propio y frutales. Plantación de manzanos autóctonos asturianos.

Gastronomía

Desayunos y cenas con productos de huerta, de la zona y de calidad. Elaboración sidra ecológica.

Entorno

Amplia información de rutas, lugares de interés paisajísticos, museos,cuevas prehistóricas.

Wifi y parking

Aparcamiento gratuito al aire libre. Conexión Wifi de forma gratuita.

Fachada de el Hotel

Fachada

Fachada de la entrada al Hotel Rural Valleoscuru.

Ampliar
Porche interior del hotel rural

Porche interior

Porche interior junto al comedor.

Ampliar
Jardín y huerta ecológica

Jardín y huerta

Jardín y huerta propia.

Ampliar
Desayunos y cenas con productos de huerta

Cultivamos alimentos

Desayunos y cenas con productos de huerta, de la zona y de calidad

Ampliar
Producción de sidra ecologíca propia

Sidra ecológica

Producción de sidra ecologíca propia

Ampliar
Gastronomía asturiana

Gastronomía

Desayunos y cenas con productos de huerta, de la zona y de calidad. Elaboración sidra ecológica

Ampliar

La casa y las habitaciones

Disponemos de 2 salones interiores en los que podrán charlar, ver la televisión, leer un libro frente a la chimenea o tan sólo sentarse y disfrutar de la tranquilidad que ofrece estar en plena naturaleza. También tenemos un amplio aparcamiento exterior y dos terrazas con espectaculares vista a la Sierra del Cuera. El hotel Rural Valleoscuru hace un pequeño homenaje a la Mitología Asturiana, denominando a cada una de sus 11 habitaciones con alguno de sus personajes más conocidos como La Xana, El Trasgu, El Ventolin, El Nuberu, El Busgosu, La Guaxa, La Llavandera, El Papón, El Cuelebre, El Sumiciu, El Diañu Burlón. Todos ellos relacionados, con los cuatro elementos: aire, tierra, agua y fuego. Y muy ligado a la tradición de los pueblos asturianos.

La llavandera

Es una habitación con cama de matrimonio, pequeña pero muy cómoda, ideal para parejas. Muy luminosa y con un balcón con vistas impresionantes desde el que se ve todo el pueblo, el Valle y la Sierra del Cuera, se encuentra situada en el edificio principal del hotel.

Vista de la Habitación La llavandera
Habitación La llavandera
Baño de la Habitación La llavandera

El Papón

Es una habitación amplia, usada principalmente para albergar familias de dos adultos y dos niños pequeños. Es soleada ya que cuenta con dos ventanas desde donde se ve todo el pueblo y el valle y abuhardillada, dándole un ambiente muy acogedor.

Habitación El Papón
Vigas de madera de la Habitación El Papón
Cuarto de baño de El Papón

La Guaxa

Una de las habitaciones más bonitas del hotel. Tiene un ventanal grande que ofrece una gran vista del pueblo y del Valle. Es una habitación con cama de matrimonio y dispone de dos sillones para leer o disfrutar de la vistas. Lo mejor, la luz natural que entra por sus ventanales.

Habitación La Guaxa
Amplios ventanales de La Guaxa
Preciosas vistas desde La Guaxa

El Ventolin

Es una habitación de matrimonio, con corredor tipo asturiano. La madera es el material que predomina en la habitación. Tiene un detalle muy bonito que es un altillo muy acogedor con una cama supletoria para cuando viene algun niño. Es cálida y luminosa.

Habitación El Ventolin
Habitación y balcón de El Ventolin
Impresionantes vistas desde El Ventolin

Paralelamente a la actividad hotelera, lo complementamos con la agricultura. A parte de los manzanos con los que se hace la sidra ecológica, en un pequeño huerto, cultivamos: lechugas, tomates, calabacines, judías verdes, berzas, cebollas, berenjenas. En el Llagar también elaboramos el vinagre, las mermeladas y los dulces de manzana. Además, cultivamos “en ecológico” Fabes de la granja y Maíz de consumo humano, para transformarlo en harina y hacer uno de los platos típicos del Oriente asturiano. Todos estos productos típicos pueden degustarlos todos los viajeros alojados en el Hotel en los desayunos, las comidas y las cenas.

En el Otoño los clientes, durante la época de la sidra pueden participar en todo el proceso de elaboración de la misma: recogida de manzanas, llevarlas al manzanero y picado y triturado hasta que empiezan a salir los primeros litros del zumo de manzana, que finalmente después del proceso de fermentación dará lugar a nuestra rica Sidra. El resto del año se pueden visitar nuestras instalaciones, así como de nuestros cultivos y pomaradas.

¿Quieres contactar con nosotros?

Puedes ponerte en contacto con nosotros llamándonos al número de teléfono que aparece a continuación o enviándonos un email a la siguiente dirección.

985 41 12 66 | info@valleoscuru.com

Opiniones de nuestros clientes

UNA TRADICIÓN

Para nosotros venir al Valleoscuru es una tradición que dura ya 6 años. Nos encanta este valle tranquilo que recuerda a cualquier paisaje de Suiza. El hotel es de lo más familiar. Sin lujos pero se suple con el cariño y las atenciones que nos ofrecen sus dueños, Rosalina y Alberto. Todo merece la pena pero principalmente sus cenas tradicionales y su llagar donde poder degustar su sidra casera. Sólo una sugerencia, renovar la ropa de las camas. Seguiremos con la tradición. Un abrazo.
Ver opiniones

FABULOSO!!

Esta es la cuarta vez que elegimos este hotel para pasar unos dias de relax. Y han vuelto a ser 3 dias increibles gracias a Rosalina y Alberto que hacen que todo sea perfecto y nos hacen sentir como en casa.
Destaco el entorno y las vistas del hotel y como no; la comida increible que prepara Rosalina y la sidra de Alberto.
Recomiendo a todo el mundo que vaya porque os encantará...
Ver opiniones

AMABILIDAD PERSONIFICADA

Pueblecito casi perdido, la primera impresión regular, pero a los pocos minutos estas como si estuvieras en casita, Alberto y Rosa son simplemente encantadores, la ayuda de Rosa por la mañanas desde su pequeña recepción, ella misma dice que es como de peli de Almodóvar, te organiza el día con visitas, restaurantes, etc, vaya no necesitas preparar el viaje solo decirle que te apetece y seguir sus indicaciones. Gracias.
Ver opiniones

tranquilidad como en casa

Hemos pasado dos noches. La casa esta en un pueblecito llamado Tresgrandas, muy tranquilo pero muy bien comunicado con la nueva A8. Los desayunos de Alberto contundentes y la cena que disfrutamos allí una noche... Exquisita! Rosalina tiene mano con la carne, se nota que no es el primer entrecot que prepara. Habitación amplia y muy limpia. Nos trataron como en casa. Por poner una pega, la WiFi no llega a todas las habitaciones. :)
Ver opiniones